La web citrica
SECCIONES  
  La web cítrica
  Los Rápidos
  Los Burros
  Cuando la Pobreza y Enemigos de lo Ajeno (Versiones Originales 85-86)
  El Último De La Fila
  Manolo García
  Hemeroteca
  Acordes
  La caja de galletas
  Rarezas
  Fotografías
  Caricaturas
  Descargas
  Algunos Objetos Merchandising
  Encuesta
  ...pongamos que es un Blog
  Enlaces
  Contacto
  Banners
  Agradecimientos
  Contador de visitas
Contador de Visitas 143176 visitantes Sumo y Resto
La caja de galletas












Autógrafos músicos 



Autografo de Carmen García. 






Los seguidores de Manolo García reúnen casi 8.000 euros para Afganistán

La recaudación conseguida con esta subasta se destinará a la formación de adolescentes afganos refugiados en Irán


Los seguidores de Manolo García han secundado unánimemente la iniciativa solidaria del cantante, que pensó que el espectacular escenario de su última gira podía tener otra fin diferente al de servir de soporte a la presentación de su último trabajo, "Nunca el tiempo es perdido", que hizo vibrar a más de 500.000 personas.

Manolo García recibió recientemente dos Premios Amigo (al Mejor Solista Masculino y al Mejor Álbum Español) y un Premio Ondas (a la Trayectoria Artística), y "Nunca el tiempo es perdido" lleva más de 400.000 copias vendidas.
Actualmente recorre España en una gira de conciertos en teatros y locales de aforo reducido para los que está agotando todas las entradas.

Mediante la organización de una subasta benéfica en Yahoo! España de los objetos del escenario, Manolo García lanzó un llamamiento solidario a sus seguidores, cuyo resultado no se ha hecho esperar. El objetivo: recaudar fondos para un proyecto educativo de ACNUR (el Comisionado de la ONU para los Refugiados) dirigido a adolescentes afganos refugiados en Irán.

En dos semanas -el pasado lunes 11 de febrero se cerró la subasta- se vendieron más de 50 artículos, entre los que se contaban algunos paneles del escenario pintados por el propio artista, las cintas de colores que adornaban su micrófono, dos enormes caballos balancín, o diversos insectos hinchables como libélulas gigantes, mariquitas o saltamontes.

Diez días después, el comité español de ACNUR ya ha ingresado 7.890,0 euros (1.312.868 pesetas) por las ventas de la subasta benéfica, y todavía queda algún pago que recibir. Los responsables de la subasta en ACNUR han podido comprobar el enorme cariño del público hacia Manolo García y la satisfacción que ha supuesto para muchas personas apoyar esta iniciativa solidaria del cantante en favor de los refugiados. "Gracias a las personas que han hecho posible este milagro". Estas fueron las palabras que el cantante dedicó desde los micrófonos de Cadena 100 a los incondicionales que han apoyado este proyecto".

Todo lo recaudado en esta subasta será destinado a financiar parte de un proyecto educativo de ACNUR ( el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los refugiados) para jóvenes afganos en Irán. El proyecto, presupuestado en 2.270 euros (unos cuatro millones de pesetas), beneficiará a 800 jóvenes refugiados afganos -chicos y chicas- cuyas familias carezcan de recursos; estos 800 jóvenes podrán asistir a diversos cursos de capacitación profesional (mecánica, diseño industrial, contabilidad, informática, gestión de empresa) lo que les permitirá tener más oportunidades en la futura reconstrucción de su país.
La organización de la subasta ha sido posible gracias a la colaboración de: Yahoo! España, click2music.es, Cadena 100 y ACNUR España






Ay Manolito

HAY músicos que buscan orillas extrañas, aunque no sean Ulises. Hay músicos que cambian botijos de barro por un beso. Hay músicos que nos susurran al oído tangos arrabaleros y dulces, tangos de la lejanía. Músicos que nos perfuman con el humo de un cigarro que fuma Gardel. Hay músicos que miran libros de pintura robados. Hay músicos que se lamentan por no ser proa que acuchilla siete mares. Hay músicos que palmean por rumbas a James Brown. Músicos que duermen entre libros prohibidos, al olvido de un tiempo que añoran. Hay músicos locos.

Esta noche vuelve a Valladolid Manolo García, bailando zorongo, punta, tacón, comiendo almendras y regalándonos versos como lágrimas del lago. Presenta su último disco, 'Para que no se duerman mis sentidos', una obra reflexiva, elegante, nocturna, adictiva, melancólica y profundamente poética, un disco atravesado por los ritmos y melodías de la casa, perfumado por los aires sensuales de Salvador de Bahía y abocetado con la textura mágica e inigualable de la paleta brasileña.

Un trabajo único protagonizado por el Cádiz de la chirigota, por la Sevilla mora, por los poetas andaluces del destierro, por Chagall y los claveles de la revolución. Un disco para dormir con la nana del gitano, al arrullo de la brisa, al agua de anís, al verde fugaz y bajo un nido de pecados. En realidad, un eslabón más de una cadena de cristal y jade que comenzó hace muchos años, con Los Rápidos, con Los Burros y con la apoteosis de El Último de la Fila. Desde entonces, García no ha parado de susurrarnos al oído versos que se clavan en el cerebro como garfios de plata, no ha dejado de buscarnos en calles de ciudades que ya no recordamos, de mostrarnos mujeres de cabellos ondulados de sierpes. No ha dejado de recogerse en la templanza de la tregua que proporciona la anestesia del recuerdo, de cantarnos febrero y sus promesas, de enviarnos postales desde Idaho.

No se ha cansado de recordarnos que los relojes matan el tiempo, que acostumbramos a prender hogueras que no sabemos mantener y que cuando el vapor del alma fiera se disipa ya sólo queda el torero económico. Porque Manolo García es el último poeta que nos queda, porque en el abyecto panorama musical que nos han legado los fenicios de siempre, el bueno de Manolo brilla como una luz errante, como un ave del paraíso escapada del arca de Noé, como el único músico preocupado en buscar lenguajes de un mundo que está dormido entre las hojas de los libros.

Manolo García escapó hace tiempo del vergonzante y facilón estribillo, del bulería bulería que escupen bares de moda, de la senda prefabricada de 'triunfitos', 'rickysmartin' y 'shakiras'. Algunos, sin embargo, critican su ingenuidad por aspirar a vivir en un mundo mejor. Y van más allá, censurando al Manolo codificado y repetitivo, al que según ellos «canta siempre la misma canción». Es entonces cuando Serrat y Bob Dylan sonríen desde su torre de marfil y madreselvas. Manolo García es mucho más que una melodía o una canción. Quizá por ello, en estos días, el señor García nos va a regalar un libro de poemas, canciones, cuadros y fotos, 'Vacaciones de mí mismo'.

Tal vez ahora sea el momento de que yo vuelva a presentar alguna novela con el consabido si la vida te miente, te haces parapetos con poemas. Porque eso es lo único que odio de Manolo García: el que vaya por delante de mis palabras, el que se adelante a mis versos, el que sepa escribir lo que ametralla mi corazón. Y es que, como Manolo, yo también me despierto a medianoche con la sensación de que he escuchado entre sueños tu voz y he sabido transformarme en gozne que haga girar las puertas de tu sueño, eso sí, sin molestarte, sin que sepas de mí. He aprendido ya a recoger los sueños en las noches frías y a guardarte en mi bolsillo el calor de mi piel por si vinieses....

Porque no dejo de vivir a la sombra de oasis que nos inventamos, porque anhelo besos y caricias olorosas y descalzas, porque hace tiempo que moro en la sala de los pasos perdidos y porque el amanecer me encuentra siempre despierto. Todo, todo me lo ha quitado de la boca Manolo, todo lo que yo hubiera querido decir. ¿Ay, Manolito, que hoy el dolor duele! 

Vicente Alvarez, escritor.




EL ZORRO EXTREMEÑO DE MANOLO GARCÍA



Una súplica, un canto de esperanza, un grito de libertad y, sobre todo, el respeto a la naturaleza. Es lo que quiere transmitir y hacer sentir el artista Manolo García con la mirada del zorro que ilustra la portada de su nuevo disco, 'Saldremos a la lluvia'. Esa imagen ya ha traspasado fronteras y el corazón de las muchas personas que la han visto.

La captó el naturalista, fotógrafo de aves y agente del Parque Natural de Cornalvo José María Benítez este pasado invierno cuando colaboraba en la campaña 'Plantabosques' en Berlanga (Badajoz), en el parque reserva natural 'Las Quinientas'. «Observé cómo, durante un buen rato, alguien estaba haciendo perrerías y tirando piedras al zorro. Llamé la atención a esta persona, que dejó por fin en paz al animal. Nos quedamos él y yo sólos. Comencé a darle de comer y al principio, huidizo, no se acercaba mucho. Poco a poco fue cogiendo confianza y se fue arrimando a mí cada vez más. Me gustó mucho la cara con la que el animal me observaba, y esa mirada me bastó para decidirme a hacerle una foto. Así fue y así la hice», explica.

Una foto impactante que Benítez, gran amigo de Manolo García, envió a éste entre otras 150 que había escogido de su colección. El artista le había dicho que alguna de ellas iría incluida en su disco. Pero cual fue la sorpresa que se dio Benítez cuando se enteró de que la mirada del zorro ilustraba la portada de 'Saldremos a la lluvia'.

El artista también le dijo que en todos sus conciertos de España e Hispanoamérica proyectaría, sobre una gran pantalla, unas 100 fotos de las que Benítez le mandó. Ya lo ha hecho en el primer concierto que García ofreció el pasado fin de semana en Granada, inaugurando su gira. Lo hará también, previsiblemente, en el que ofrezca esta noche en Mérida. «Me emocionó mucho cuando, al sonar en Granada la canción 'Ardió mi memoria', una de mis preferidas, comenzó la proyección de mis fotos, en la cual se incluye la del zorro. Un momento importante para mí. Yo creo que fue a propósito, porque Manolo sabe que esa es una de las canciones suyas que más me gusta», añade Benítez.

A José María le gusta la naturaleza desde que nació y, desde hace varios años, su amor por la fotografía ha aumentado, haciendo trabajos más en serio.

Explica que hacer fotos buenas de la naturaleza, de los animales y plantas no es nada fácil, aunque conocer el ritmo en el que está inmerso el ecosistema siempre ayuda. «Para hacer fotos de una flor, es necesario saber cuál es su periodo de floración, dónde nace, en qué época crece... Igual pasa con las fotografías de animales. Hay que estar en el sitio adecuado en el momento adecuado y eso no es fácil».

Tiene planeado hacer una serie de fotos del martín pescador. Sabe que tiene que tener mucha paciencia y que le puede llevar días, incluso semanas. Pero la espera, merece la pena.









IR A HEMEROTECA



Nana de 
marinero.


Manolo Garcia dibujó un disco precioso, se llama Arena en los bolsillos, llevar arena en los bolsillos esta bien, porque si es de las playas de l´Empordá, son pequeñisimas piedras de muchos colores, en Llansá hay una cala con las aguas turquesa, y en Cap de Creus, un bar donde soplan los mejores vientos del mundo...Tramuntana, Garbi, Mistral... la puesta de Sol es más que bonita, estar en Cadaques es como estar en un pequeño paraiso,sobretodo si es Abril, en Calella se bebe vino blanco fresquito y se comen erizos, en Torroella de Montgrí, a veces nos juntamos 4 locos a cantar canciones.

Manolo Garcia es de la Barceloneta, donde cantaba el Palomino cuando aun había chiringuitos, cuando iba a ver a mi abuela, cuando iba al instituto, cuando haciamos campana y nos escapabamos a la playa a fumar un cigarrito de la risa.

Manolo Garcia me ha acompañado desde que era Un Burro, hoy he vuelto a escuchar la poesia de colores que borda con infinito cariño.

Manolo Garcia escribe algunas canciones tristes, pero a mi no me entristecen, porque se que el también ha caminado entre campos de lavanda y mostaza, allí, en esos campos donde nos encontramos los enamorados de la vida.

                                                                                            -Angelina, El gato de Cheshire-


























Manolo García: Puro Marketing Puro

Este cantante español, antiguo componente de grupos como "el último de la fila", o "los burros", siempre ha sido de mis artistas preferidos.

Pero no teman no voy a hablarles de las excelencias de su música o de sus actuaciones. Tratare de acercarme a este fenómeno desde una perspectiva más profesional, desde la óptica de un especialista en marketing.

Algunos datos que deben conocer quien no sabe de quien estamos hablando, debemos comentar que este cantante ha sacado dos discos en solitarios y que los ritmos de ventas han sido desproporcionados, más de 700.000 copias del primero (en un mercado tan reducido como España) y camino de las mismas cifras en su segunda aventura discográfica.

Pero lo más interesante con campañas de promoción más reducidas que otros artistas y gran parte de estas ventas no se producieron más allá del tercer mes de salida del disco, lo cual nos indica el nivel de fidelización de sus fans, o mejor dicho oyentes (ya que a Manolo no le gusta la palabra fans, que viene de fanático).

Una vez comentado esto, creo que Manolo si le pasaran este artículo creo que jamás lo leería, primero por que procede de Internet y segundo por el titulo tan abrasivo que para para él posee. Por sus entrevistas he podido comprobar que para Manolo García, términos como marketing, ventas, campañas de imagen son etiquetas que no quiere llevar puestas y paradójicamente es el representante máximo de todos estos conceptos.

Si les parece y tienen oportunidad de conocer opiniones de este artista comprobaran que existe una coherencia fundamental entre producción artística y personaje, entre música, actuaciones y forma de ser de la persona, entre valores, filosofía de vida y comportamientos dentro y fuera del escenario. Estas características es el producto que se ofrece en forma de música o en forma de escenario, en portada de disco, etc.

Por otro lado el artista ha segmentado perfectamente el mercado hasta el punto que sus creaciones tienen un índice de fidelización que ya quisiera IBM, AOL, o cualquier empresa, fidelización que por otro lado se traduce en rentabilidad económica de cualquiera de sus discos, y que por supuesto satisfacen las necesidades de sus clientes (compradores de los discos). No necesita de grandes campañas de promoción en parte por la ya comentada fidelización de su clientela así como por la mejor publicidad que puede poseer un producto, el boca a boca, que provoca una red comercial que garantiza éxito en cuanto a resultados.

En cuanto a imagen del artista, como ya hemos comentado va en perfecta armonía con las historias y melodías que podemos encontrar en su rincón de intimidad que son sus discos, pero con la diferencia con respecto a otros artistas que cuando aparece en los medios de comunicación, que evidentemente los necesita como cualquier empresa que posee un producto de gran consumo, no se ve forzado a comportarse o a decir algo que no piensa, guste o no guste, el éxito sin lugar a dudas esta en que somos un numero suficiente de personas las que nos gusta lo que nos cuenta y como no lo cuenta.

Este fenómeno ha tenido respuestas rápida dentro del mundillo de la música, con grupos o cantantes que suenan a Manolo García que pretenden ofrecer lo mismo que este, pero sabemos, que las imitaciones en ocasiones solo sirven para reducir el precio de los productos y esto cuando empresa lider posee un mercado tan fiel no sirve para nada.

En definitiva, en estas reflexiones que han podido leer, solo pretendía en primera medida dejar claro una cosa, la coherencia en las empresas se premia con ganar mercado y fidelización, esta con rentabilidad y todo esto no puede proceder de otro sitio que no sea la satisfacción del cliente.

Que lo importante es que el producto que presentemos en el mercado surja de una necesidad, que ofrezcamos lo que nos quieren comprar y no lo que tenemos para vender, y francamente en este recorrido MANOLO GARCIA junto con su equipo, nos está dando una lección de cómo se desarrolla el marketing de un producto.

Para los no iniciados en estos del marketing, jamás piensen que este sirve de engaña bobos, que si no hay un mercado que respalde lo que ofrecemos obtendremos eso que se llama fracaso comercial. Manolo García ha sabido proporcionar aquello que estábamos dispuestos a comprar, mucho más que música.

Rafael Cera Cera




OPERACIÓN TRIUNFO Y EL DERECHO A LA DISIDENCIA

Ultimamente estoy realizando el sano ejercicio de alejamiento de lo que la televisión me vende como realidad y actualidad más candente. Y por lo visto se me da demasiado bien, porque hasta ayer no me he enterado de la inclusión de una canción mía, Pájaros de barro, en Operación Triunfo. Y no me ha gustado.

Conste que he realizado el también sano ejercicio de relativizar y poner en duda la necesidad de hacer pública mi postura. Qué importancia tiene, al fin y al cabo, que esta semana me haya tocado aparecer contra mi voluntad en OT si en ese mismo tiempo van a morir de hambre muchos miles de personas y el Ártico se deshelará más, por ejemplo. Pero creo que callando se entendería que me parece bien, así que muy a mi pesar, me veo obligado a ejercer mi derecho a la disidencia.

Curiosamente un escritor es dueño de su obra y un arquitecto imagino que también, y hasta las vergonzantes patentes farmaceúticas de los medicamentos contra el SIDA son respetadas. Pero cuando se trata de música, resulta que el autor no es tan dueño de sus canciones. No es necesario en principio nuestro permiso para utilizar nuestro trabajo. Siento que sea así y me parece completamente injusto.

En cualquier caso no dudo que OT tenga permiso legal para utilizar mi canción pero desde luego no cuenta con mi aprobación. Y me hubiera gustado que se me preguntara si quería formar parte de este, perdonen pero es lo que a mí me parece, circo. Una cosa es que la ley permita publicar discos con nuevas versiones sin mi autorización y otra muy diferente, creo yo, es que sin yo quererlo me vea incluido en un programa de televisión con cuya filosofía y valores no cumulgo en absoluto. Un servidor está ya harto de todos esos que nos venden voyeurismo y consiguen tenernos mareados y alejados de cuestiones más serias, más importantes o tan sólo más simpáticas, bonitas o inteligentemente divertidas. 

 Programas que pretenden vendernos un mundo en el que sin internet, móviles o estrambóticos triunfos, no tendremos un coche más grande, una novia más guapa, el móvil más guay para dar envidia a nuestros amigos, etc... O sea, unos fracasados insatisfechos (lo tienen fácil, el sistema es diabólicamente
piramidal); convertirnos desde la infancia en consumidores y usuarios, y que no molestemos ni estemos verdaderamente contentos nunca con lo que nos ha tocado en suerte. Eso, los que en este planeta tenemos tele, parece ser que al resto les pueden dar morcilla.

Me cuesta entender que se puedan llenar mañanas y noches viendo cómo estos chicos (por los que tengo todo el respeto y contra los que no tengo nada, puedo asegurar) hablan con sus abuelitas para contarles que en la Academia se come bien y que sus compañeros son muy simpáticos, mientras que a excelentes músicos de este pais con obra propia y un trabajo demostradamente interesante les cueste tanto conseguir dos minutos de nuestra televisión estatal. Me cuesta entender que ocurra y también la capacidad de aguante que tenemos todos.

Claro reflejo del mundo mediático y trivial al que nos abocan, se nos muestran minuciosamente los vacuos avatares de unos alumnos en una supuesta academia donde se les prepara para ser astros. Con todos los respetos, me parece muy fuerte. Creo que no aporta nada al espíritu y a la contra añade caspa a nuestras vidas y supongo que para algunas personas, entre las que me encuentro, potencia alarmantes dudas existenciales. ¿en qué planeta estamos?

No sólo no se buscan maneras nuevas de entender la música, sino que se persiguen descaradamente los clones, la imitación fácil que nada aporta al mundo de la música, de la poesía y la estética; y no digamos ya de la ética. Yo también he imitado y copiado en otro tiempo. Como imita o copia cualquier músico o pintor que empieza. Pero eso no lo he enseñado y menos he pretendido hacer carrera de ello. Y los laureles y dádivas que se reciben en este programa por esta simple función me parecen desmesurados y pasados de vuelta.

Cuando leo en un periódico que para esta segunda edición de OT se han presentado no sé cuantos mil candidatos, quiero pensar que habrá habido otros no sé cuantos mil que no lo habrán hecho porque no entienden esa vía como la correcta para ser músicos. Eso me tranquiliza. Y como yo, seguro, sería de estos últimos, no quiero que mi canción aparezca en un programa ni en un disco de OT.
Algunos pensarán que lejos de disgustarme debería estar contento con el honor de ser incluido en un programa de éxito y con los derechos de autor que me reportará. Pues no. Y tampoco se trata de que me desagrade que se haga una versión de una canción mía. Que nadie se llame a engaño. Esto no es una versión en un programa de música, es sólo una pieza más en una máquina de hacer churros, o sea dinero, perfectamente orquestada. Eso y sólo eso. Para mí la música es otra cosa.

Me hubiera gustado haber tenido la respetable opción de seguir un camino separado del de Operación Triunfo. De haber podido seguir en silencio. Pero no ha podido ser.


Manolo García, cantante (2002)











Han colaborado: Arandanilla y La Junior.
Postal EUDLF y mesa quedada manolera extraídas del Facebook.

SECCIONES  
  Bebamos generoso.
Baco zozobras quita.
(HORACIO)









 
Publicidad  
   
Lejos, muy lejos  
  en silencio...  
RAFALIN / RAFAIKKI  
 


 
 
 

 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=